Agro Sur Vol.1 (2) 42-44 1973
DOI: 10.4206/agrosur.1973.v1n2-02

INVESTIGACIONES

 

ESTUDIO PRELIMINAR SOBRE LA FLORA BACTERIANA VASCULAR EN TUBERCULOS DE PAPA (Solanum tuberosum L.) EN LA PROVINCIA DE OSORNO (CHILE)1

 

Luigi B. Ciampi2 y Jesse Dubin3

1 Trabajo realizado en el Instituto de Ecología, incluido en la línea Patológica de papas del Programa Papas de la Universidad Austral de Chile.
2 Ing. Agr. Instituto de Ecología. Universidad Austral de Chile, Casilla 567, Valdivia, Chile.
3 Ph. D., Profesor Huésped de Fitopatología, Institutos de Producción Vegetal y Defensa de las Plantas, Universidad Austral de Chile, casilla 567, Valdivia, Chile.


SUMMARY

Bacteria effecting the vascular tissue of apparently healthy potato tubers (Solamim tuberosum L.) were studied in samples taken from storage bins in Osorno, Chile.
Out of 618 bacterial strains isolated from 240 potato tubers, with apparenty no symptoms of disease, 61 strains were pectinase producers related to Bacillus Cohn and Pseudomonas Migula. These genera were considered accidental an pathogenic and potentially soft rot inducers.

 


RESUMEN

Se estudiaron las bacterias que afectan el tejido vascular de tubérculos de papa (Solanum tuberosum L.) aparentemente sanos, cuyas muestras se sacaron de bodegas de la provincia de Osorno, Chile.
De 618 cepas bacterianas aisladas del sistema vascular de 240 tubérculos sin síntomas de enfermedades, se determinaron 61 cepas productoras de pectinasas, pertenencientes al género Bacillus Cohn y Pseudomonas Migula. Tales géneros son considerados patógenos accidentales causantes potenciales de pudriciones húmedas.

 


 

INTRODUCCIÓN

Es conocido que las hortalizas sanas conducen una flora bacteriana, cuyo significado no está del todo aclarado (Meneley, J.C. y Stanghellini, M.E. 1972).

Gran cantidad de bacterias, incluyendo las que causan pudriciones húmedas están presentes normalmente en la superficie y bajo la cutícula de tubérculos de papas (Cro-marty, R.W. y Bastón, G.D. 1971).

En investigaciones recientes se han aislado bacterias causantes de pudriciones húmedas a partir de papas aparentemente sanas, donde se destacan especies de Pseudomoeas, Erwinia, Bacillus y Xhanthomonas en orden de importancia (Meneley J.C., y Stanghellini, M.E. 1972).

Otros resultados demuestran la presencia de bacterias causantes de pudriciones húmedas y de pie negro en tubérculos carentes de síntomas de estas enfermedades (Stanghellini, M.E., 1972).

Publicaciones recientes (Ciampi, L. R., 1972) indican la importancia que tienen en el Sur de Chile, patógenos como Erwinia caratovora y cepas de Bacillus y Pseudomonas en relación a las pudriciones húmedas en tubérculos almacenados y plantas de papas en el campo.

Estos antecedentes nos han llevado a realizar un estudio preliminar sobre la llora bacteriana vascular en tubérculos de papas aparentemente sanos.

MATERIAL Y METODOS

Para analizar la flora bacteriana en tubérculos aparentemente sanos, se efectuaron aislamientos a partir de la zona vascular utilizando tubérculos certificados de diferentes períodos de almacenaje y de distinta procedencia, las características y procedencia de los tubérculos se presentan en el Cuadro 1.

Los tubérculos se lavaron con agua de la llave y posteriormente se sumergieron en una solución de hipoclorito de sodio al 1,1% durante 20 min. A continuación los tubérculos se lavaron con agua estéril y se secaron con papel absorvente esterilizado.

Utilizando materiales estériles, se procedió a cortar cada tubérculo esterilizado al momento del aislamiento, haciendo un corte ecuatorial hasta la mitad, para posteriormente abrir totalmente el tubérculo por presión manual. A continuación se extrajo un trozo (5 mm largo x 3 mm ancho) de tejido de la zona vascular no cortada con bisturí y se procedió a sembrar con el trozo de tejido por diseminación en placa agar peptona.

Las placas se incubaron a temperatura ambiente (20 C) durante 10 días. De cada placa y de cada colonia bacteriana diferente se efectuó el correspondiente cultivo puro.

Cada cultivo puro se utilizó para la determinación de actividad pectolltica que consistió en utilizar placas Petri (10 cm diámetro x 2 cm alto) conteniendo agar agua al 1,5%. En el agar se hicieron 2 surcos equidistantes de 1,5 cm de ancho y 6 cm de largo sobre los cuales se dispusieron trozo de 0,5 cm de ancho x 2 cm de largo. Sobre los trozos de papas se depositó mediante asa, masas bacterianas de cada cultivo puro obtenido en los aislamientos. Cada placa Petri permitió analizar 9 cultivos puros más un testigo sin inocular. Una vez finalizada la inoculación las placas se incubaron a 25C durante 8 días.

Se tomaron como cepas productoras de pectinasas aquellas que provocaban una ruptura de los trozos de papas.

Las cepas pectolíticas productoras de pectinasas fueron identificadas mediante las claves de Bradbury, J.F. (1970).

 

Cuadro 1.- Caracteristicas y procedencia de los tubérculos utilizados en los aislamientos.
 

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Se aislaron a partir de la zona vascular un total de 618 cultivos puros, efectuándose para cada uno de ellos la respectiva prueba de pectinasas. En el Cuadro 2 se observan los resultados de los aislamientos y pruebas de pectinasas.

Se determinaron, a partir de los test realizados, un total de 61 cepas cuya actividad pectolítica era evidente. Se eliminaron todas aquellas cepas que no provocaron una pudrición húmeda en los trozos de papas en las placas agar agua.

En base a las claves utilizadas y características tintoriales y bioquímicas las 61 cepas positivas al test de pectinasas, se reunieron en dos grupos:

--- Grupo A.--- 60 cepas pertenecientes al género Bacillus Cohn

--- Grupo B.--- 1 cepa perteneciente al género Pseudomonas Migula. Tanto Bacillus spp. como algunas especies de Pseudomonas son considerados patógenos accidentales (Buddehagen, 1965) que en determinados casos o condiciones ecológicas anormales causan pudriciones húmedas, especialmente en bodegas (Ciampi, L.R. 1972).

El alto número de cepas de Bacillus spp. bacterias productoras de enzimas pectolíticas y causantes de pudriciones húmedas en test de pectinasas, hace pensar que las bacterias de este género deben ser estudiadas con más detención y cuidado. Anteriormente ya habían sido detectadas 12 cepas de este género causando pudriciones húmedas tanto en plantas de papas como en tubérculos con pudriciones húmedas en bodegas (Ciamp L.R. 1972).

En el sistema vascular de los tubérculos recién cosechados se aprecia un menor número de éstos con organismos en sus sistemas vasculares, mientras que en tubérculos más viejos la mayoría poseen flora vascular.

La presencia de la flora vascular determinada estaría explicado en parte por la penetración de bacterias a través de las lenticelas (Smith, M.A., y Ramsey, G.B. 1947 y Davidson R.S., 1948) y heridas pequeñas que pueden ser provocadas por diferentes causas (Buddehagen I,W., 1965): como también es probable que los tubérculos ya provengan del campo con organismos a nivel vascular, como en el caso de Verticillum albo atrum (Easton, G.D., Nagle. M.E., y Bailey D.L., 1972).

 

Cuadro 2.- Resultados obtenidos a partir de los aislamientos y test de pectinasa.
 

 

A través de este estudio preliminar no se puede saber si los tubérculos aparentemente sanos y con presencia de bacterias en su sistema vascular incorporaron estos microorganismos en el campo o a través de las lenti-celas u otras vías. Pero es evidente la presencia de organismos en tubérculos libres de estos síntomas, y que en algunos casos, la activación de esta ílora vascular ya sea actuando sola o en conjunto con hongos patógenos, puede contribuir a pudriciones en almacenaje, previamente atribuidos a contaminación bacteriana externa.

Frente a los hechos anteriormente expuestos, se concluye que es necesario efectuar una investigación más profunda y detallada en relación tanto a los organismos vasculares como a los factores que influyen en el comportamiento de los tubérculos durante el almacenaje.

LITERATURA CITADA

BRADBURY, J. P. 1970. Isolation and Preliminary study of bacteria from plantas. Review Plant Pathology (49): 213-218.

BUDDEHAGEN, I. W. 1965. The relation of plant pathogenic bacteria in the soil. In: Ecology of soil borne plant Pathogene. Univ. Calif. Press, pp. 269-282.

CIAMPI, L.R. 1972. Enfermedades bacterianas de la papa en Chile: Ecología y Distribución. Fitopatología (7): 5-14.

CROMARTY, R.W. and G.D. BASTÓN. 1971. Bacterial soft rot of potatoes in transit and storage. 1971. Washington State Potato conference Proceeding pp. 1-7.

DAVIDSON, R.S. 1948. Factors affecting the development of bacterial soft rot of potato tuber initials. Phytopathology (38): 673-687.

EASTON, G.D., M.E. NAGLE and D.L. BAILEY. 1972. Seed potatoes as a carrier for the Verticillum wilt organism and control of this pathogen by chemical piece trataments. 1972. Washington State Potato Conference Proceedings pp 43-51.

MENELEY, J. C. and M.E. STANGHELLINI. 1972. Ocurrence and significance of softrotting bacteria in healthy vegetables. Phyotopathology (62): 778.

SMITH, M.A. and G.B. RAMSEY. 1947. Bacterial lenticel infection of early potatoes. Phytopathology (37): 225-241.

TANGHELLINI, M.E. 1972. Bacterial seed piece decay and Blackleg of Potato. Progresive Agr. Arizona (24): 4-5-16.

 

Recepción de originales: 5 de Noviembre de 1973