Proceso Editorial

Todas las propuestas de artículos que se reciben en la Revista Estudios Pedagógicos son sometidos a tres filtros:  un primer filtro en que analizan los aspectos formales (ajuste a plantilla, estilo de citación, entre otros), un segundo filtro de tipo editorial (en que se analiza principalmente la pertinencia temática con la línea editorial de la Revista) y, superado estos dos pasos, un tercer filtro de revisión por parte de Evaluadoras y Evaluadores.  En esta última etapa se desarrolla bajo el sistema de pares ciegos, de manera de salvaguardar al máximo la objetividad en la selección de los artículos que son publicados por nuestra Revista.

La Revista pone en práctica la Regla Ingelfinger ("Nada de lo que se publica es sin arbitrar")  y la Regla de Hames ("Los revisores aconsejan y hacen recomendaciones; los editores toman las decisiones”).  Para asegurar de contar con la mayor información para dar cumplimiento a estas normas, cada texto es sometido al siguiente proceso

flujograma

 PROCESO DE REVISIÓN

Cada artículo sometido a proceso de revisión por pares recibe como retroalimentación una comunicación con los detalles de la apreciación de los pares evaluadores, lo que puede ser oportunidad para mejorar un artículo en vistas de una futura publicación, ya sea en nuestra Revista (cuando el artículo es considerado como "publicable") o para su presentación en otra Revista.  Sólo una vez que se ha verificado que un artículo "publicable" ha corregido las observaciones notificadas, es notificado de su condición de artículo en proceso de publicación, notificando a sus autores.

En ningún caso se permite la presentación simultánea de artículos a nuestra Revista y a otra revista. Cuando esta situación es detectada, inmediatamente es suspendido el proceso e informado a las partes interesadas (autores y editores).  

NORMAS ÉTICAS

La Revista Estudios Pedagógicos adhiere a los principios de la Ética de la Publicación declarados por Committee on Publication Ethics, COPE (https://publicationethics.org/).  Estos plantean que todo el proceso de publicación debe ser resguardado desde el proceso de recepción hasta el proceso de publicación, o cualquiera de las etapas en que finalice el proceso.  Implica, asimismo, que todas las fuentes deben ser adecuadamente citadas por las y los autores de los artículos y que las y los responsables del proceso de Evaluación deben salvaguardar la privacidad de los datos, no pudiendo utilizarse los mismos hasta ser publicados. 

Particular atención se coloca en la detección de plagio académico,  el que es verificado entre otros medios mediante el uso de software especializado para estos fines.  En los casos en que se detecte literatura gris asociada (pre-versiones del mismo texto, de la misma autoría, en portales académicos, de difusión u otros) y que pueda considerarse como autoplagio,  se solicita a las y los autores clarificar la situación antes de ser publicados.

Cualquier falta ética que se advierta en el proceso deberá ser atendida y, eventualmente, redundará en la suspensión del proceso de evaluación, edición o publicación de un artículo.  Si la situación es detectada posterior a la publicación de un artículo,  el artículo será retirado de la Revista y se reemplazará con una nota aclaratoria de la situación.