Colgajos musculares y musculocutáneos. Conceptos generales

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Paulo Castillo D.

Resumen

El concepto de colgajo implica el transporte de tejido(s) desde un área dadora hasta un área receptora, manteniendo conexión vascular con el sitio de origen. Excepción es el colgajo libre, en el cual el nexo vascular es interrumpido, pero luego restituido con microcirugía en el área receptora. Los colgajos musculares corresponden a colgajos simples, ya que aportan un solo tipo de tejido (músculo). Cuando son empleados para cubrir a una herida, generalmente deben asociarse a un injerto de piel. Los colgajos musculocutáneos corresponden a colgajos compuestos, ya que aportan más de un tipo de tejido (músculo y piel). La piel recibe irrigación a través de vasos perforantes musculocutáneos. Se discuten algunos aspectos en relación a sus indicaciones, clasificación y complicaciones de estos colgajos.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Presentación de cómo citar
Castillo D., P. (2018). Colgajos musculares y musculocutáneos. Conceptos generales. Cuadernos de Cirugía, 17(1), 71-74. https://doi.org/10.4206/cuad.cir.2003.v17n1-12
Sección
Artículos de Actualización